Según el tipo de casco que utilices puedes eximirte de la normativa de cubrirte la boca y nariz. En este blog te lo contamos con más detalles.

Aún no se recupera el transporte público debido al miedo al contagio por el coronavirus.

Tras la vuelta al trabajo, un gran porcentaje de personas han optado por desplazarse en medios de transporte alternativos, como en algunos casos puede ser la moto. Todos sabemos que para el transporte público el uso de mascarilla es obligatorio, pero aún tenemos ciertas dudas cuando se trata de montar un vehículo de dos ruedas.

Comenzaremos por lo más elemental: Si una persona viaja sola en su vehículo, no importa si este sea de cuatro o de dos ruedas, no está obligada a usar mascarilla. Al no llevar ningún acompañante, no existe riesgo de contagio de una persona a la otra.


Ahora, el escenario varía cuando el vehículo es compartido. Si se trata de personas que viven bajo el mismo techo, pueden estar exentas de llevar mascarilla. Pero, cuando viven en distintos domicilios (como dos amigos que se desplazan juntos a algún lugar en común), tienen que llevar mascarilla si o si. Ahora, en los desplazamientos en moto entre dos personas no convivientes, la persona que lleva casco integral (modelo que aísla la cara del exterior por medio de un protector facial que abarca desde la frente hasta el mentón) no está obligado a llevar mascarilla.


En los transportes como motocicletas, ciclomotores y vehículos automotores con menos de cuatro ruedas, en general, cuando viajen dos personas deberán llevar mascarilla o casco integran cuando no convivan en el mismo domicilio.

Resumiendo, la persona que lleva casco integral NO está obligada a usar la mascarilla, aún en el supuesto de que la otra persona de la moto lleve otro tipo de casco y no sean convivientes. Esta última persona SÍ deberá cubrirse boca y nariz. Ahora, si ninguno de los dos lleva casco integral, AMBOS deberán usar mascarilla, salvo que duerman bajo el mismo techo como personas convivientes.


Recordamos que mientras el coronavirus esté presente en el día a día, hay que extremar las medidas de higiene. Es importante que después de cada uso procedamos a la desinfección del casco y los demás complementos que utilizamos para conducir la moto (guantes, botas, etc). Lo mismo debemos hacer con los elementos de la moto con los que se tiene más contacto (manillar, asiento, portaequipaje, retrovisor, etc.).-


Fuente: La Vanguardia.