Se actualiza en 2021 esta nueva BMW S 1000 R incorporando novedades en su diseño, mejorando su equipamiento, también, logrando reducir su peso, y a su vez, aumentar su efectividad.

Nació como una naked deportiva, la BMW S 1000 R es derivada directamente de la superdeportiva BMW S 1000 RR, con la cual siempre ha compartido el motor y el chasis, pero con las diferencias necesarias para cumplir su función, pero siempre con una tecnología similar y una arquitectura común. Son contundentes las cifras de la BMW S 1000 R, con un motor que produce 165 CV a 11.000 rpm en 2021 y un par de 114 Nm. Se han mejorado estas cifras para proporcionar mayores dosis de aceleración, con modificaciones en otras áreas, con un nuevo mapa de gestión electrónica, junto con otros cambios para reducir las emisiones.


Motor más liviano

Este nuevo modelo incorpora en el motor las modificaciones de hace dos temporadas realizadas en la BMW S 1000 RR, entre ellas, destaca la reducción del peso. La nueva planta motriz lo ha visto reducido en cinco kilos, que junto a otras actualizaciones, han logrado bajar en 6,5 kg el peso total, alcanzando así una cifra de 199 kg. El motor, aparte del adelgazamiento general, recibió aún más cambios, la gran mayoría de ellos orientados a reducir el ruido, las emisiones y el consumo de combustible. Uno de estos cambios fue la modificación de las relaciones de cambio, que en las últimas tres son más largas, permitiendo así que el motor funcione a menor régimen y de forma más desahogada, sobre todo en las carreteras convencionales.


Mejor control

Estos cambios en el motor se han complementado con un nuevo sistema de escape que también es más ligero que el anterior. Se han mejorado otros apartados como lo son el embrague, el cual cuenta con un sistema de deslizamiento para así evitar los bloqueos de la rueda trasera en las reducciones más suaves, también funciona aumentando la presión en las aceleraciones, reduciendo la presión necesaria para su accionamiento. La nueva IMU es una importante incorporación, ya que cuenta con seis ejes, los cuales permiten controlar con mayor precisión la posición y velocidad de la moto, mejorando el funcionamiento de los sistemas de ayuda a la conducción, permitiendo también la llegada de nuevos controles, como el dinámico del freno motor para ajustar la retención de este mismo.


Más ligera

Es nuevo también el chasis de la BMW S 1000 R, es bastante similar a la de sus hermanas, plantea diferencias importantes en su diseño, cuenta con una zona central muy estrecha que mejora la ergonomía, también contribuye a la reducción total de peso, convirtiéndola en la moto más ligera de su categoría (por debajo de los 200 kg). Puede aumentar a 202 kg el peso con el paquete confort y dinámico instalado, pero también estos 199 kg pueden llegar a bajar hasta 4,8 kg con el paquete M; hay distintas opciones de llantas que suponen otra importante reducción, en concreto, con las llantas forjadas 2 kg o con las de fibra de carbono 3,7 kg.


Nueva suspensión

Con un basculante similar al de la versión superbike es que se complementa el nuevo chasis, con un nuevo sistema de suspensión progresiva posterior optimizado y con un refuerzo en su parte inferior. Denominado Full Floater Pro, el sistema ha sido optimizado y el amortiguador, de manera que el calor del propulsor no le afecte, ha sido colocado más alejado del motor, así mantiene una respuesta más constante. Las posibilidades de adaptación ergonómica es un aspecto que se ha cuidado todavía más. El manillar ahora está anclado sobre torretas que permiten regular su distancia al conductor en 10 mm y de manera opcional pueden cambiarse por otras que lo elevan 10 mm, también son regulables en la distancia al conductor. Se une todo esto a un chasis especialmente estrecho en la zona de las rodillas, así permite que las piernas lleguen con más facilidad al suelo y estar más cerradas en marcha.


Avanzada electrónicamente

Uno de los apartados que evolucionan más rápido es el equipamiento electrónico, así es que también se ha actualizado su equipamiento en la nueva BMW S 1000 R. Las ayudas a la conducción de serie incluyen el Control de Tracción Dinámico (DTC), ABS Pro con optimización del ángulo de inclinación y tres modos de conducción: Rain, Road y Dynamic (este último es configurable en su totalidad). Están disponibles de manera opcional los modos de conducción Pro que disponen de control dinámico de freno motor (MSR) y también de levantamiento de la rueda delantera. El Control Dinámico de Frenos (DBC) ayuda en frenadas de emergencia como parte de la opción “Riding Modes Pro”.


Interactiva

Este modelo 2021 dispone de un nuevo cuadro de instrumentos, similar al empleado por la BMW S 100 RR. Se puede elegir entre varias pantallas personalizadas, incluye de serie una interfaz de teléfono con Bluetooth, que permite la navegación por sus aplicaciones con flechas. Se maneja desde el manillar la pantalla TFT mediante el habitual controlador de la marca. Proporciona una tercera pantalla central con barra de visualización el paquete M opcional, también con cronómetro de tiempo por vuelta. Otra de las novedades de este modelo es el nuevo faro con lámparas LED. Se ha incluido como opción un sistema de luces “Headlight Pro” que incluye de giro adaptativa. Hay también LED de luz diuma como extra (las intermitentes y la óptima trasera también son LED). Por último, son los mismos de la S 1000 RR los intermitentes traseros.-



Fuente: Motociclismo.es